Monthly archives "julio"

5 Articles

Mobbing maternal y violencia estructural contra las mujeres

mobbing_mujer

No siempre el acoso tiende a la eliminación, ni aun menos como algún indocumentado sostiene, a la autoeliminación, (algo asi como un suicidio profesional). Frecuentemente lo que pretende quien acosa es mostrar a la víctima o a los demás su poder, y hacerlo mediante la destrucción de aquel al que va a victimizar.

El llamado mobbing maternal o más propiamente mobbing contra las mujeres embarazadas en uno de estos casos en los que no se busca la destrucción de la víctima de forma directa, sino que a pesar de que lo anterior se consiga igualmente, lo que se busca más inmediata y directamente es mostrar un ejemplo de lo que le puede pasar a “la que se atreva a” … quedarse embarazada. Es un castigo ejemplar que sirva de aviso para otras mujeres que observan lo que le ocurre a la víctima. Un episodio más de la gestión por el psicoterror.

Según datos de la Fundación Madrina que preside Conrado Jimenez la mitad de las mujeres que ellos atienden han sufrido mobbing en el momento en que se han quedado embarazadas.

En nuestro ultimo estudio Cisneros XI (Vease la web www.liderazgozero.com) establece que el pasado año en España:

18 % de las trabajadoras denuncian que en su organización se producen presiones contra las mujeres por causa de su maternidad.

8 % de las trabajadoras acosadas refieren como causa principal del mobbing su maternidad.

16 % de las trabajadoras acosadas lo son por reivindicar derechos laborales.

16 % de las trabajadoras acosadas denuncian serlo por razón de género.

La exposición a estas conductas de hostigamiento reales y observables no es algo casual sino plenamente causal o intencional puesto que quien acosa intenta con mayor o menor consciencia de ello, (y en cualquier caso descuenta el resultado de su comportamiento como algo posible y hasta probable) un daño o perjuicio para quien resulta ser el blanco de esos ataques, muy especialmente el amilanamiento y la quiebra de su resistencia psicológica a medio plazo.

Si bien es cierto que todo proceso de acoso psicológico en el trabajo tiene como objetivo intimidar, reducir, aplanar, apocar, amedrentar y consumir emocional e intelectualmente a la víctima, con vistas a anularla, someterla o eliminarla de la organización, no es menos cierto que con el mobbing los que acosan tienden a canalizar y satisfacer una serie de impulsos y tendencias psicopáticas (Piñuel, 2001).

Estas personalidades de tipo psicopático: autopromotores aberrantes, maquiavélicos, narcisisistas o paranoides, suelen aprovechar la situación que les brindan los entornos revueltos, turbulentos y desregulados de las modernas organizaciones para cebarse sobre sus vícimas, en este caso las mujeres cuando se quedan embarazadas.

Estos agresores, que a veces incluso son otras mujeres, eso si, en posición de superioridad jerárquica, suelen ser personas que frecuentemente abusan y se prevalen de su posición de poder jerárquico formal y que usan su poder de tipo informal en la organización para desplegar sus frustraciones, compensar sus complejos o dar rienda suelta a todas y cada una de sus tendencias más agresivas y antisociales.

Mi libro “Mi jefe es un psicópata. Por que la gente normal se vuelve perversa al alcanzar el poder” (ed Alienta, 2008), está dedicado por completo al análisis del moderno fenómeno que significa la presencia de toda esta ralea de directivos alterados que campan por sus respetos en nuestras organizaciones, dando rienda suelta a sus alteraciones psicopáticas y a conductas antisociales depredadoras.

En este libro quien lo desee puede encontrar una descripción pormenorizada de la verdadera naturaleza de estos depredadores sociales.

Iñaki Piñuel con los usuarios de RTVE.es

1271254497477

Iñaki Piñuel: Buenas tardes a todos.

Bienvenidos a este encuentro digital Mi nombre es Iñaki Piñuel.

Estoy aqui para compartir con vosotros este rato y poder charlar en torno al mobbing, los jefes tóxicos y el liderazgo Zero.

Berta Hola, me gustaría que me respondiera si una mirada despectiva, sin mediar ninguna falta por parte del trabajador, puede considerarse acoso.

Y como habría que reaccionar para defenderse.

Muchas gracias.

Iñaki Piñuel: Para que exista acoso es necesario que haya una gama de comportamientos de maltrato psicológico encadenados en el tiempo. Una mera conducta de acoso aislada es algo inadecuado pero no debe ser tomada como un proceso de persecución.

Jesus francés Queremos agradecerle profesor su dedicación a las víctimas de acoso psicologico en España. Un grupo de víctimas de dentro de una administración local.

La pregunta es ¿Hay salida del acoso psicológico? Es cierto que las víctimas jamas se recuperan como dicen algunos?

¿De que forma se puede recabar ayuda psicológica?

Jesus (Girona)

Iñaki Piñuel: Por supuesto que hay salida para el mobbing y que existe vida más alla del acoso-

La recuperación puede ser lenta, pero con el diagnóstico adecuado, el tratamiento hace que las víctimas puedan sobrevivir al mobbing. En nuestro equipo de profesionales trabajamos mucho con ténicas de psicoterapia verbal y neurocognitivas como el EMDR. La duración del tratamiento es variable, pero TODAS las víctimas salen adelante.

De no tratarse, los cuadros de estrés postraumático se terminan cronificando y dan lugar a cambios permanentes en la personalidad.

Salvador Escrivá Escrivá Polinya de Xúquer Valencia 46688 Porque no se aplica el Protocolo de Prevención en Psicosociales en las empresas publicas y privadas?

Siendo Delegado de Prevención y miembro del Comité de Salud en representación Sindical, se negaron hacerlo, incluso teniendo un peritaje forense a mi favor, primero me despidieron de unas llamadas telefónicas que no realice antes de aplicarlo, en el radio del transcurso de más de tres años en el problema Mobbing. Los Sindicatos no hicieron nada para su aplicación, todo lo contrario!

Gracias de antemano!

Iñaki Piñuel: En muchas empresas y administraciones públicas los protocolos de prevención son meras medidas de maquillaje.Es decir, son mera propaganda, pero sin capacidad real de hacer que se detengan los casos de acoso. Para que funcionen como es debido los protocolos, es necesario que exista una voluntad real de prevenir y sancionar el acoso. Muchos sindicatos forman parte del status quo vigente y perciben a las víctimas como molestas, limitandose a apoyarlas en la forma pero no en el fondo de forma real.

Lo más cómodo para todos es abandonar a la víctima a su suerte y cortar por lo sano.

Muerto el perro, se acabó la rabia….

Carlos ¿Crees que una próxima regulación laboral más conservadora perjudique a los que se sienten acosados o perseguidos por los jefes?

Un saludo

Iñaki Piñuel: En mi opinión, lo que es conservador es que las víctimas tengan que salir y los acosadores permanezcan en la organización, con la capacidad de repetir contra futuras víctimas sus tecnologías cada vez más refinadas. Esto es lo que ya de facto ocurre. No se olvide que, en el sector privado,la mayoría de las víctimas de acoso terminan saliendo de la organización. En el sector público, las víctimas o terminan de baja laboral prolongada o piden traslados a otras dependencias. Son casos en los que la mayor duración explica un daño mayor y un peor pronóstico.

Anónimo En mi centro de trabajo se ha detectado conductas de acoso por parte de algunos responsables de personal. Se ha realizado una evaluación que afirma que han existido conductas de acoso de manera reiterada.Pero aún así los directivos no actuan en consecuencia.A parte de denunciar los hechos constitutivos de presunto delito por acoso laboral,¿recomendaría que se publicase el caso en los medios de comunicación para aclarar lo que realmente sucede en el trabajo?

Muchas gracias.

Iñaki Piñuel: Salir del armario en los casos de acoso significa hacer público algo que siempre es clandestino.

No se puede en pleno siglo XXI acosar a alguien a la luz pública, por lo que hay que camuflar los verdaderos casos bajo otros falsos diagnósticos.

En algunos casos sacar en los medios de comunicación casos terribles de verdadero acoso no ha servido porque las organizaciones miran a pesar de todo a otro lado.

El código penal y su regulación del Articulo 173 penalizan el acoso, pero es dificil probar conductas que tienen pocos testigos o testigos mudos por miedo a las represalias. Por otro lado, todo en las organizaciones conspira en contra de las víctimas que terminan en un proceso en el que pagan el pato como verdaderos chivos expiatorios.

La verdadera lucha contra el mobbing es que no se llegue a producir un caso, deteniendo desde el principio las conductas de maltrato, evitando que se conviertan en un proceso de persecución y por lo tanto en un riesgo para la salud del trabajador.

Teo, León ¿Prosperan las denuncias por mobbing o los jueces todavía no lo ven claro? Un abrazo

Iñaki Piñuel: Solo un caso entre 100 de acoso llegan a un juzgado en España. De esos casos la mitad nunca llega a celebrarse una vista porque las partes pactan. de las restantes solo la mitado obtienen sentencias favorables.

Con estos datos,yo suelo decir que la judicialización del acoso es un mal asunto para las propias víctimas que llevan las de perder.

En el mobbing rige la famosa maldición gitana: “Pleitos tengas y los ganes”. Pues aun ganando una sentencia, no es nada seguro que el mobbing cese de manera efectiva. A veces se recrudece adoptando formas mucho más indirectas y sutiles.

Anónimo Cuando se detecta y se descubre una situación de acoso,¿puede suceder que aumente la presión hacia la víctima?

Muchas gracias

Iñaki Piñuel: Cuando la víctima publicita lo que ocurre, la presión contra ella es formidable. El entorno presiona para que no haga nada y se deje hacer. Esa presión es algo esperable.

La razón es que la víctima que no colabora con su propio proceso de destrucción amenaza el orden social que existe en ese entorno. Rebelarse, o reivindicar la propia inocencia, o pedir ayuda o protección a la organización suele significar para las víctimas ver como se producen todo tipo de procesos de victimización secundaria en los que los que deberían ayudarles se convierten en tácitos o explícitos perseguidores.Todo ello es bastante inconsciente para todos estos actores.

Por ello es necesario formar a los técnicos en RR HH, a los inspectores de trabajo, a los médicos de empresa, a los jueces, a los fiscales, a los abogados etc… en como operan las dinámicas del acoso.

De lo contrario es prácticamente imposible que la víctima pueda salir indemne.

Anónimo ¿Cómo se puede limpiar la imagen pública de la persona que ha estado acosada y de la que seguramente se han hecho correr muchas mentiras sobre su persona y su capacidad laboral?

Muchas gracias

Iñaki Piñuel : Siempre se presenta a la víctima como torpe, malvada, perversa, incapaz, malintencionada, etc… Este proceso de satanización forma parte del proceso de acoso.

Yo recomiendo que la víctima debe romper (con las ayudas pertinentes internas y externas) la burbuja de malediciencia con la que los que la acosan suelen rodearla, y dar la “batalla de la opinión pública”, siendo intachable en su conducta y evitando caer en las provocaciones de los que quieren que cometa los errores necesarios para que aparezca ante todos como una verdadera merecedora de lo que le hacen.

Para ello hay que trabajar la irritabilidad, y la desestabilización emocional que le han producido los ataques durante meses o años. Y ello requiere un tipo de entrenamiento o coaching especializado que nuestro equipo aplica con las víctimas con resultados expectaculares.LAs víctimas se convierten en protagonistas de su propia salida del acoso, rompiendo la indefensión psicolóigica.

Antonio Torres Aragon Palafrugell (Girona) Buenos dia Sr. Piñuel, en mayo de este año denuncié en mi trabajo, soy funcionario, un supuesto caso de acoso, se inició el proceso, incluso contrataron a un experto en acoso laboral que en julio determinó que este acoso existia, y no solo de la persona a la que yo denuncií si no que afectaba a dos superiores mas y que habia muchas mas victimas y que estas estaban bastante afectadas, a dia de hoy la administración no ha hecho nada, cuando digo nada, es nada ni con los acosadores ni con las victimas, ya habiamos denunciado en abril tanto en inspeccion de trabajo, que no quieren saber nada porque somos funcionarios, como en salud laboral, usted sabrá como es el ambiente en nuestro trabajo con los acosadores campando a sus anchas, nuestros compañeros no nos saludan, unos por estar intoxicados otros por miedo, despues de esta explicacion mas que una pregunta es una llamada de auxilio de gente que se unde. SR. PIÑUEL ¿QUE PODEMOS HACER? ya que ante la pasividad de la administracion nos encontramos en un callejon sin salida. Gracias y perdon por haberme extendido tanto.

Iñaki Piñuel: Conozco la dinámica que Ud describe.

Si las organizaciones no cumplen con su deber de garante de la salud laboral de sus trabajadores o funcionarios, solo quedan como ultima ratio los tribunales.

Una vez que una organización reconoce que ha existido o existe acoso, ha nacido la obligación de intervenir protegiendo a las víctimas y sancionando y contendiendo a los agresores.

Lo contrario resulta perverso e inaceptable en una administración pública, puesto que se trata de personas que se encuentran en un claro riesgo de enfermar gravemente.

victima de acoso PALAFRUGELL Buenas profesor Piñuel, soy una victima de acoso laboral que trabaja en la adminstracion local, la propia administracion tiene documentacion que acredita sobradamente la existencia de acoso laboral efectuado por tres superiores hacia mis compañero y yo mismo. Por documentacion quiero decir informe de un experto en acoso informe juridico del abogado del ayuntamiento, del secretario y de un abogado externo, todos dicen lo mismo que hay acoso, pero aun así la administracion despues de casi 4 meses siguen sin actuar, en clima en la plantilla es brutal,la mayoria no nos mira ni a la cara, ya que dos de los acosadores siguen en el trabajo intoxicando el ambiente en contra nuestra, Seguimos sin ayuda psicologica y tomando mucha medicacion que podemos hacer? un abogado esta estudiando el caso para ver si podemos denunciar a nuestros acosadores, Solo nos queda ir a la television Que podemos hacer profesor Piñuel, mas que una pregunta esto es una llamada de socorro. Gracias de antemano

Iñaki Piñuel: Insisto en decir que si ha quedado acreditado el riesgo, las medidas urgentes de protección son legalmente obligatorias. La dilación en su adopción no tiene justificación alguna por cuanto estamos hablando de un riesgo para la salud.

La inspección de trabajo debería intervenir de oficio asi como la fiscalía puesto que se trata de una lesión de derechos fundamentales de rango constitucional.

La medicación lo único que hace es aclimatar al problema si no hay una salida real a la causa del problema.

La organización debe ser la primera en divulgar y formar a todas las personas responsables para evitar la victimización secundaria y la calumnia y difamación contra las víctimas.

Mi solidaridad para todos ustedes. Mucho ánimo. Recuerden que la única batalla que se pierde es aquella que se abandona.

Barbara soy la mujer de un afectado por moobing, estoy tomando medicación desde julio porque sufro crisis de ansiedad devido a esta situación insostenible,lal administracion donde trabaja mi marido pone piedras por el camino para que nos volvamos locos i nos cansemos todos los afectados que son unos cuantos,los compañeros le giran la cara a el y a mi.y le dan largas..entre otras.

puedo denunciar? por el daño que me estan haciendo a mi?, que debo hacer sr. Piñuel. Gracias

Iñaki Piñuel :Es muy habitual que la familia entera sufra la situación de acoso. Yo suelo convocar a la pareja de la víctima desde la primera sesión. PAra explicarle lo que ocurre y para que no se convierta en parte del problema cuestionando ella tambien a la víctima.

A veces termina el tratamiento del acosado y es necesario recuperar a la pareja que, entonces, se suele venir abajo.

Solicite ayuda psicológica. Busque algun terapeuta que le aplique la técnica EMDR que es la más eficaz que conozco para el estrés postraumático y que aplicamos con nuestras víctimas con enorme éxito.

anónimo Has dicho en una de tus respuestas anteriores que el estrés postraumático no tratado se cronifica y puede dar lugar a cambios permanentes en la personalidad. ¿Cuáles pueden ser esos efectos? ¿Podrías explicarlo algo más? ¿Cómo detectarlos?

Iñaki Piñuel: 3 tipos de cambios permantes en la personalidad (pagina 94 de mi primer libro Mobbing como sobrevivir al acoso psicologico en el trabajo, Ed Sal terrae,2001)

TIPO 1 Cambio permanente en la personalidad que se vuelve predominantemente obsesiva

TIPO 2 Cambio permanente en la personalidad que se vuelve predominantemente depresiva

TIPO 3 Cambio permanente en la personalidad que se vuelve predominantemente resignada a la situación (indefensión)

Isabel Pérez (Galicia) Buenas tardes Dr. Iñaki Piñuel,por favor me gustaría saber si el acoso puede afectar al resto del entorno familiar de la víctima y siendo así , si se puede denunciar también a las autoridades pertinentes.Muchas gracias por su amabilidad al estar con nosotros esta tarde y por supuesto felicitarlo por su gran trabajo. Un cordial saludo:

Isabel.

Iñaki Piñuel: Las familias de las víctimas sufren del acoso, a traves del daño inferido a la víctima. Se suelen volver irritables, retraidos, insensibles, desconfiados… en algunos casos eso les lleva a comenzar a maltratar a sus seres queridos pues proyectan en casa el dolor del acoso en el trabajo y las secuelas postraumáticas. Se requiere terapeutas expertos para trabajar con toda la familia en su caso.

Jaime (Girona) ¿Cómo describiría a un “jefe tóxico”?

Iñaki Piñuel :Suelen tener algunos de los 3 perfiles de personalidad:

Personalidades paranoides que desconfian de todos y desencadenan ataques preventivos contra todos los que supuestamente están contra ellos.

Personalidades narcisistas, que se comportan de forma compenmsatoria de forma arrogante y prepotente, eliminando de sus propios equipo a los más válidos porque podrían hacerles sombra.Muy Propias entre políticos y profesores universitarios.

Personalidad psicopáticas, muy manipuladoras, seductoras, encantadoras, y peligrosisismas. Mantienen una imagen pública excelente mientras compran o eliminan a sus adversarios en su carrera por el poder. Suelen tener un estilo de vida parasitario, y ningun sentimiento de culpa ante las peores irregularidades, fraudes o conductas ilícitas. Muy tipicas en las admninistraciones pública y entre los cuerpos policiales.

MARI CARMEN (ZARAGOZA) La solución para acabar con la situación que todo el mundo me dá es dejar el trabajo, pero yo estoy divorciada y con 2 hijos, de baja con depresión y fibromialgia y aunque en principio cobre el paro, después que hago con 50 años, y enferma? donde encuentro otro trabajo tal y como está la situación? si ya llevo año y medio mirando trabajos y nada de nada? ( trabajo de recepcionista y administrativo) A principios de noviembre se me acaba la prorroga de la baja, me voy a tener que incorporar y la situación volverá a empezar otra vez. Este verano cuando se me acabo el año de baja y me incorporé, a las 3 horas tuvieron que llevarme a urgencias con un ataque de ansiedad porque no dejaba de temblar e hiperventilar, me mandaron a inspección y me concedieron la prórroga por recaida, pero y ahora que?

Iñaki Piñuel :La mera baja laboral no es la solución, pues al volver los síntomas se repiten y las conductas de acoso se volveran a producir. Hay que aprovechar la situación de baja para SALIR DEL DAÑO y APRENDER A HACER FRENTE AL MALTRATO.

Si se escapa a otro tipo de trabajo con secuelas postraumáticas, se corre mayor riesgo de que otros acosadores detecten esa vulnerabilidad y repitan otras conductas de acoso contra la víctima.

Anonimo sufro acoso en mi trabajo, los dueños lo saben y tienen pruebas que lo avalan pero no hacen nada, llevo cuatro meses de baja y a afectado seriamente a mi pareja, no soy el unico somos unos cuantos y nuestros acosadores han puesto a nuestros compañeros en contra nuestra. Hemos consultado con un abogado que estudia el caso, nos aconsejaria intentar contactar con medios de comunicacion para dar un empujon a nuestro problema? Gracias

Iñaki Piñuel : El orden debería ser:

1) Recabe ayudas internas o externas,familiares, expertos, asesores,

2) Recupere la autoestima perdida y la seguridad en si misma.Salga del daño y de la alteración emocional.

3) Conviertase en la principal protagonista de su salida del acoso.Haga frente con inteligencia siendo impecable en su conducta.

4) Recabe consejo o asesoramiento jurídico.

5) Evalue alternativas de salida a otros lugares de la organización u otros trabajos.

6) Recuerde que nada vale más que la vida y la salud.

Carlos Hola. Ante las sucesivas propuestas de reforma laboral, en la que siempre se plantea lo mismo (coste despido, cotización, etc.), ¿no cree ud. que lo realmente necesario es una REFORMA EMPRESARIAL? Me refiero a un cambio de actitud del empresariado español respecto a los trabajadores (salarios, trato, conciliación, participación en los beneficios de la empresa…).

Iñaki Piñuel : Las reformas laborales son los mismos perros con distintos collares. Todo el management está en crisis. Me remito a mi libro liderazgo Zero (Premio everis 2008) en el que analizo las posibilidades de un nuevo management más alla de la utilización del poder, la rivalidad y la violencia.

Si se entiende que una persona es un recurso (un medio) estamos validando hacer cualquier cosa con ella con tal de acabar alcanzando un fin. Esa moral finalista es algo que contiene el germen de todas las psicopatías sociales.

Anónimo ¿qué hacer cuando tienes varios jefes: uno que se cree que estamos en el colegio y no permite ni que hablemos entre nosotros, y otro que sencillamente no tiene ningún interés por el trabajo que realiza el equipo?

Iñaki Piñuel :¿Son realmente jefes?

Luisa (Madrid) Hola, he leído “Mi jefe es un psicópata” y me sirvió de mucho, porque el mío, en ese momento, lo era. Iñaki, ¿cuándo se va a exigir a las empresas que sus “líderes” pasen por un examen de toxicidad? ¿Por qué es tan difícil de probar (jurídicamente hablando) el mobbing? ¿Por qué hay taaaaaaaaaaaaaaaaaannnnnnnnnnnto jefe malo? Gracias y un abrazo enorme.

Iñaki Piñuel : Resulta que a los coches se les obliga pasar cada año una inspección técnica de vehiculo… Las personas son mucho más complejas y estan sometidas a enorme desgaste. Creo que habria que poner algunos controles en las funciones directivas. A la entrada en la organización, se nos suelen colar los más encantadores sujetos del universo, los psicopatas, que muy rápidamente,merced a sus capacidades de manipular medran en la organización.

Con el tiempo muchos directivos están quemados-.

Otros están en dimisión interior, de cuerpo presente pero de mente auesentes….

HAbria que implanta una ITV de los directivos. Cada año pasar un examen psicológico. Muchos de los denominados por mi “jefes tóxicos”, sencillamente es que hace mucho tiempo que ya no están en sus cabales…..

Laura valencia ¿Que se puede hacer si el acosador es el jefe de personal?

Iñaki Piñuel: Huya

Vanessa Madrid Cuál es el primer paso para enfrentarte o luchar contra el acoso que estas sufriendo? Cómo empezar?

Iñaki Piñuel : Vanessa,

El primer paso, requisito esencial para todo lo demás es reconocer la verdad ultima de todo acoso es decir la INOCENCIA DE LA VÏCTIMA.

De ahi viene despues la recuperación de la autoestima y de la capacidad de hacer frente.

Si crees que eres culpable, en el fondo algo dentro de ti colabora con el acosador…

De ahi que a veces los psicologos tenemos que pasar tiempo al principio de la terapia convenciendo a la víctima…..de que es ….INOCENTE!!!

Ganesh Sevilla Si hay campañas de seguridad e higiene en el trabajo ¿por qué no las hay sobre mobbing y acoso? He sido víctima en la privada más de 20 años y al final, enferma crónica, he tenido que salir

Iñaki Piñuel : En España hay 2 millones de trabajadores que sufren en distinto grado el maltrato en el trabajo.No se da la importancia debida al acoso… las razones son porque toda la sociedad funciona en cierto grado, aceptando diferentes grados de tolerancia al maltrato psicológico en todos los ordenes…

Se camuflan las verdaderas cifras del mobbing igual que las verdaderas cifras de los niños acosados en la escuela.

No interesa hablar de las víctima porque entonces sería necesario actuar…..

DOMINGA ,…DE CARLOS PAZ ARGENTINA SOLO QUIERO SABER, SI TIENE ALGUN LIBRO CON ESTOS TEMAS,,PARA ASI PODER LEER,,Y ENTENDER SOBRE ESTOS TEMAS,.DESDE YA MUCHAS GRACIAS,,DOMINGA ,,,,

Iñaki Piñuel: Si, he escrtito 11 libros sobre estos temas….

Puede Ud consultarlos en www.acosopsicologico.com

Ángela Cas, Murcia En muchos casos, el mobbing puede provocar en la persona un cierto miedo a comenzar en un trabajo nuevo. ¿Existen herramientas para controlar estas sensaciones ante esta nueva situación y ante nuevos superiores?

Iñaki Piñuel : es algo habitual.

La razon es porque la víctima sale del entorno del acoso a otro lugar, pero se lleva consigo el daño postraumático que puede llegar a manifestarse de forma demorada más de 6 meses depues de salir del entorno de acoso.

Se trata de un inicio demorado del síndrome de estrés postraumático…debe ser tratado…sino el trabajador se vendrá abajo y parecerá un falso caso de Burnout o depresión.

Jaime (Girona) ¿El poder cambia a las personas?¿el hecho de ejercer un determinado grado de autoridad a la larga modula el comportamiento de las personas? Iñaki Piñuel No lo dude. El mas podersoso modulador de la personalidad es el poder. ¿Porque las personas normales se vuelven perversas al alcanzar el poder? La respuesta la tiene en MI JEFE ES UN PSICOPATA. Ed AlIENTA, 2007. Esther Con la crisis, ¿se incrementa el acoso laboral, sobre todo horizontal?

Iñaki Piñuel: LA crisis ha incrementado en un 40 % los casos de mobbing. LA razon es el miedo que incrementa la falta de respuesta de las víctimas y la falta de escrupulos de los directivos tóxicos.

PALAFRUGELL Es normal que después de vivir una mala experiencia en el trabajo como es el acoso y de tomar la decisión de cambiar de administración por el trato recibido y para intentar de volver a la normalidad la cosa vaya a peor al cabo de unos meses . No dormir por las noches, comenzar a caerse el pelo, un episodio de diplopia con temblores generalizados en todo el cuerpo. Es normal que el cuerpo reaccione así? Esto es el estrés postraumatico que ha comentado antes?

Gracias

Iñaki Piñuel: Esto es una descripción casi literal de una secuela de mobbing en forma de Trastorno por Estres postraumático con somatizaciones. El cuerpo reaccciona de manera normal ante un suceso anormal como es el acoso para el que no estamos preparados.

José María Vergara Mi problema no es el jefe en particular, es un grupo de compañeros, que tienen problemas fuera del ámbito laboral con la bebida pero que se creen muy duros y hacen la vida imposible a los demás, pero cuando lo explicas al jefe por cobardia no hace nada y se limita a decir que el tiempo pone a cada uno en su lugar, pero lo que quiero yo es que tome decisiones urgentes para atajar el problema. ¿Cómo lo ves?

Iñaki Piñuel: el alcoholismo es fuente de comportamientos de maltrato., HAcer la vista gorda no es la solución.

Pere NEBRO ¿Qué pasos debe seguir un funcionario para denunciar acoso en el puesto de trabajo?

En caso de tener pruebas de estar siendo acosado en el puesto de trabajo y la administración tener conocimiento y mirar hacia otro lado, que es lo que recomienda?

Qué es mejor, o más efectiva, via administrativa o vía penal?

Los medios de comunicación es una buena vía para dar a conocer hechos de acoso laboral cuando la administración no quiera actuar sobre el tema?

De cara a futuros juicios es perjudicial para las víctimas aparecer en medios de comunicación dando a conocer sus problemas de acoso?

Iñaki Piñuel : No siempre salir a los medios ha resuelto los casos de acoso. Recuerdo una emisión de Telemadrid en 2003 en la que una víctima de acoso en un concesionario de coches fue despedida al dia siguiente por aparecer en los medios. El despido fue declarado procedente, porque el juez estimo que la imagen de la empresa sufria un daño…Hay que tener cuidado porque muchos jueces aun están sin la sensibilidad suficiente a estos casos y terminan cargando contra la víctima….

anónimo ¿Buenas tardes, quien es le responsable del acoso a los funcionarios en una administración local en este caso un Ayuntamiento? Penalmente el supuesto acosador ,(jefe área, superior tuyo, etc) pero por parte de la administración si ya tenia conocimiento de que existía un posible acoso hacia algunos funcionarios es responsable la administración en este caso el alcalde por no actuar cuando tenia que hacerlo?

Gracias

Iñaki Piñuel: En el ambito penal es el que actua, pero existen los complices, encubridoire,cooperadores necesarios… etc…

Hay que valorar que grado de conocimiento tienen de la situación para evaluar la responsabilidad criminal.

La responsabilidad política siempre es del regidor muncicipal y del equipo de gobierno…. una vez la situación queda acreditada….

Josep (Girona) Después de haber sufrido mobbing durante más de 2 años y estar más que sobradamente acreditado,¿de qué manera podría limpirar mi dañada imagen antes mis colegas de profesión?

Iñaki Piñuel : Proporcioneles información acreditada sobre como funciona el acoso y los procesos de creación de chivos expiatorios.

Pero antes debe Ud convencerse a si mismo….si no, no convencerá a nadie…

Sin embargo es cierto que una vez establecida la propaganda maliciosa del acosador, la imagen dañada es dificilmente recuperable…

JOSE SENGLAR Hola, sr. Piñuel me gustaría saber cual es su opinión ante la situación que me encuentro..

A donde debe recurrir un funcionario para denunciar irregularidades en su puesto de trabajo, si INSPECCIÓN DE TRABAJO después de recurrir se laba las manos alegando que entre administraciones no pueden intervenir, si solo es para laborales donde debemos recurrir los funcionarios?, Si la administración tiene en su poder, una auditoría confeccionada por una administración autonomia en la que deja claro que la situación de la empresa en la que trabajo es crítica, incluyendo alguna persona, tiene diversas manifestaciones de trabajadores que denuncian acoso laboral, el dictamen de un experto en acoso laboral que parece ser, porque no nos lo han dejado ver, que manifiesta que hay datos objetivos que demuestran el acoso laboral por varios responsables de la empresa, i diferentes informes jurídicos que confirman y apoyan todo lo anterior, y con todo lo expuesto la administración no hace nada y parece ser que no va a hacer nada, que recomienda usted que hagamos, acudir via penal, via administrativa, medios de comunicación?, bajo su experiencia es perjudicial medios de comunicación de cara a los jueces?, les molesta que públicamente salgan las cosas a la luz, puede ser perjudicial en algún aspecto o es indiferente?

Iñaki Piñuel: En mi opinión es INACEPTABLE que se siga aplicando aquello de que los inspectores de trabajo no intervengan en las denuncias por mobbing en las Administraciones publicas…Sencillamente INACEPTABLE, ILEGAL e INCONSTITUCIONAL.

Mon Qué hacer o cómo reaccionar correctamente ante un jefe que siempre está enfadado, te quita la razón en cualquier tema, aunque la lleves y siempre quiere quedar por encima tuyo, y no me refiero ya en un asunto de trabajo si no en cualquier conversación de cualquier tema: de actualidad, tv etc.? y qué actitud hay que tomar ante compañeros que siempre se quejan de su trabajo, sin motivo alguno creando “un mal ambiente laboral”?

Gracias.

Iñaki Piñuel: Es un jefe tóxico por inseguro.

Muchos de los jefes tóxicos son meramente personas a la defensiva. A faltsa de haber aprendido como ejercer una misión de integrar equipos, se limitan a hacer lo más fácil, es decir arreglar las cosas con el látigo o el castigo. la profesiòn de dirigir personas se aprende. No es un arte como el de las folclóricas que uno lleva en los genes….

Quien no aprende a dirigir sencillamente es un mal profesional de la dirección que, deberia dejar paso a otro…

Perseo, Madrid Hola, en primer lugar enhorabuena por abordar estos temas espinosos que hacen sufrir en silencio a mucha gente.

Mi pregunta es ¿que hacer cuando un supervisor, te acosa, te vigila en exceso y al mismo tiempo hace la vista gorda con quien le parece, malmete y aprovechando su situación en la pirámide jerárquica, su antigüedad y su amistad (a la que yo llamo mafia) con el jefe de departamento, para hacerte el día a día imposible en el trabajo? me imagino que hay bastantes casos de estos. Gracias.

Iñaki Piñuel: Sin duda tiene Ud un jefe tóxico.

Intente buscar otro tipo de jefe o de trabajo.

Su empresa deberia ser consciente de que no es rentable mantener individuos asi a largo plazo…quiebran la moral, el clima y la productividad. Reinar por el acoso, el miedo o el terror es dejar que la creatividad y el valor añadido de las personas huya por la ventana….

Carlos ¿Sería posible/necesario establecer una formación reglada tipo F.P. para cargos intermedios (coordinadores, capataces, jefes departamentos, etc.? Sin llegar al nivel de la carrera de empresariales pero que eduque y forme.

Gracias.

Iñaki Piñuel: Los jefes , mandos y directivos deben ser formados en las tecnologias adecuadas, A dar una orden se aprende, a motivar, se aprende, a comunicar, se aprende, a integrar personas, se aprender…..etcc

Manuel Gamez, Monterrey, Mexico Hace años tuve una relación fallida con una chica. Una “amiga” de esa chica es psicóloga y criminóloga y junto a otro amigo de esa chica que es psicólogo me han estado acosando psicológicamente desde hace años, a tal grado que me han hecho perder 2 empleos al mandar a alguien, enviciando el ambiente laboral, e incluso le dijeron cosas a los maestros de una escuela en donde estaba. El psicólogo es Gay y tiene contactos con la comunidad gay de mi localidad y casi a diario me mandaban a alguien diferente para fastidiarme.

Lo mas reciente fue que mandaron a 2 tipos a golpearme y me tumbaron 2 dientes; deje solicitudes de trabajo en varios lugares y ellos hablan mal de mi y no me contratan, me tuve que meter a trabajar a una empresa de seguridad publica de gobierno.

El acoso a disminuido pero aun me siguen fastidiando por internet, en mi país no hay mucha cultura respecto al acoso psicológico y todos están mas preocupados por el crimen por narcotráfico.

¿Que puedo hacer para defenderme?

Iñaki Piñuel : Intente salir del territorio social en el que le puedan perjudicar…no deje rastro ni pistas de donde se ubica…. Busque nuevos sectores, nuevos trabajos, etc….no se acabaran los lugares en los que Ud pueda salir de su influencia….Hay un mundo entero ahi afuera que no está al alcance de sus acosadores…Adelante. El mundo es suyo….!

Iñaki Piñuel : Muchas gracias a todos por su participación en este encuentro digital.

Recuerden que hay vida más alla del acoso.Informense,pidan ayuda,recuperen la autoestima, hagan frente y recuerden que en el salario no va incluido el ser acosado ni maltratado psicológicamente.

Iñaki Piñuel Mobbing

In memoriam Bernabe Tierno

Captura de pantalla 2015-07-08 a la(s) 17.10.01

Mi amigo y maestro Bernabé me llamó hace unos días. Como aquella canción de los 80, me dijo : tan solo te llamo para decirte que te quiero Iñaki. Tan solo eso. Me quedé parado…! Recordé el titulo de su último libro: El AMOR QUE ES VIDA (Temas de Hoy, 2015). En la vida como en la muerte, Bernabé siempre fue un maestro.

En uno de sus últimos posts de su blog, subrayaba la importancia para alcanzar la paz de aceptarlo todo y cooperar absolutamente con lo inevitable. Así era el, un mago que convertía todo en oportunidades positivas para crecer y alcanzar la sabiduría. También lo hizo con su enfermedad, que no ocultaba y que llevaba con enorme humor y compasión.

Ayer ante una prueba difícil, les animaba a sus médicos: (-Estoy en paz, adelante, procedan….!) Es difícil entender la divulgación de la Psicología en España de los últimos 30 años sin Bernabé Tierno. Nacido en un pueblecito de Cuenca hace 75 años, se convirtió en un experto en psicología y educación, y, gracias a eso, ayudó a cientos de miles de personas a través de sus más de 60 libros de divulgación y sus constantes apariciones en los medios de comunicación.

Su legado es inmenso y no hay casi persona en España que no haya leído alguno de sus libros y que no haya quedado tocado de alguna manera por su sabiduría, su humanidad y su humor. Al final de una larga y plena existencia, estaba animado y nos instaba a todos a aprovechar el tiempo y no dejar de atrevernos a ser nosotros mismos a pesar de todo y de todos…. Decía hace poco en su Blog : “el ser humano algún día entenderá que la mayor prueba de sabiduría es convertirse en una buena persona”. Sin duda el lo fue…. ¡ Un modelo ejemplar de cómo convertirse en una buena persona…!

Quiso prologar mi último libro AMOR ZERO: COMO SOBREVIVIR A LOS AMORES PSICOPÁTICOS (ed SB, 2015) a pesar de estar ya enfermo. Lo hizo con el mejor humor y el máximo cariño. Lux perpetua luceat eo

El acoso en internet: la nueva frontera del Mobbing

acoso

Angeles López en LA RAZÓN escribe:

Más de dos años, cerca de novecientos días con sus correspondientes noches, lleva siendo objeto de «ciberacoso». Un psicoterror lento, calculado y perfectamente dosificado por un «depredador cibernético» dispuesto a convertir su PC, móvil o tableta en un campo de concentración. Al despertar cada mañana no sabe por dónde le puede caer la guadaña psíquica: podría ser un email intimidatorio, ver su foto –junto a su nombre, teléfono y dirección– asociados a páginas de prostitución, comprobar que su identidad ha sido suplantada en la red o recibir decenas de llamadas y otros tantos SMS. Ha visto reducidas sus ofertas laborales «la gente recela de trabajar con alguien que puede ser problemática». «Al final el ‘‘calumnia, calumnia’’ de Molière, funciona», expresa conmocionada. No en vano, J., el acosador, intenta cercar su vida emocional, social y laboral, falseando su identidad en Facebook, Twitter o Youtube para añadir a sus amigos, a saber de sus movimientos, e incluso se ha personado en su entorno laboral para difamarla ante sus compañeros tildándola de prostituta especializada en sexo oral… «Las amenazas y peticiones de perdón se suceden alternativamente en los distintos medios tecnológicos que poseo», refiere ella, la acosada, artista multidisciplinar, fotógrafa, bloggera y dj. de 28 años. Hasta que hace unas semanas el acoso dejó de ser virtual: en la acera y fachadas de su vivienda, se puede leer junto a un corazón graffiteado: «P. te amo». «Tengo un pensamiento, como un ‘‘leiv motiv’’ recurrente: terminar con mi vida. No puedo más. Estoy sitiada, sin ofertas laborales porque se ha ocupado de dinamitármelas, sin ganas de salir de casa y en tratamiento psiquiátrico por estrés y ansiedad. Por no hablar de la abulia y el insomnio que padezco». El macabro contraataque se ha redoblado cuando su acosador ha recibido la citación del juzgado para el mes próximo. Además, una de las tres denuncias se ha convertido en causa penal, a instancias del Ministerio Fiscal. «Antes que ciberacosador, cualquier individuo que acomete tales prácticas es, simple y llanamente, acosador. Da igual si los motivos son ridiculizar a un estudiante o presionar a un adulto para mantener una relación: la focalización y obsesión, son idénticas, sólo que internet se presenta como un caldo de cultivo más impune, aunque sólo teóricamente», aclara Iñaki Piñuel, profesor de la Universidad de Alcalá, psicólogo clínico y experto en acoso. No en vano, explica, el acosador persigue aterrorizar a la víctima y no pocos están persuadidos de que tienen una causa justa para asediarla pues merece ser castigada. Cada macabro canal de destrucción psicológica tiene su intrahistoria. El inicio de «esta gran enemistad» es tan antiguo y patológico como desoír el vocablo «no», por respuesta. Chica guapa de 28 conoce a un tipo que le supera en casi una década. Se toman una copa con amigos y él se lleva una negativa de ella para iniciar cualquier tipo de relación sentimental. Aunque en un primer momento se intercambiaron los teléfonos y se añadieron mutuamente a Facebook, tras un primer desencuentro, P. y sus amigos le expulsan de todos sus muros de las redes sociales. Pero su comportamiento fue de manual: falsas acusaciones para dañar su reputación, publicación de información falsa en sites –crea sus propias webs, páginas de redes sociales, blogs o fotologs para su propósito–, recopilación de información a través de amigos o compañeros de trabajo para conocer los movimientos de «su presa». Sólo así saben el resultado de sus difamaciones; a menudo monitorizan las actividades de la víctima e intentan rastrear su dirección de IP en un intento de obtener más información sobre ésta o de que gente extraña se pueda adherir a su agresión. «El problema del acosador es que el obstáculo que les pone su víctima de no querer saber de ellos, aumenta su deseo. Cuánto más se quiere retirar ella, más se obsesiona él», resume el experto Iñaki Piñuel. «Incluso incurren en la falsa victimización y el acosador puede alegar que su presa le está acosando a él», matiza Sara Solano, directora del Gabinete Psicológico Ecubo. P. asiente al escucharlo: «Cuando se entera de que le he denunciado la primera vez, duplica sus esfuerzos: se hace pasar por mí en las redes, se pone en contacto con los diseñadores que me contrataban o con fotógrafos con los que he trabajado para decirles que soy adicta a las drogas, anoréxica o seropositiva, también que practico la zoofilia, que mantengo relaciones sexuales con mis propios padres… O me llama bajo falsas identidades para ofrecerme trabajos, hasta que me doy cuenta de que es él». La omnipresencia y difusión instantánea de la red provoca que el ciberacoso pueda llegar a ser tanto o más traumático que el físico: «Al levantarme, escribo mi nombre para ver qué se le ha ocurrido decir de mí: rastreo todos mis perfiles falsos para borrar todos los comentarios, sé que recibiré incesantemente llamadas o SMS, de amigos o de profesionales de mi medio, que terminan pensando que me he vuelto loca escribiéndoles salvajadas inimaginables, que por supuesto no he escrito. Provoca una vulnerabilidad total. Porque, a día de hoy, ni siquiera tengo una orden de alejamiento», explica P. Al ser una agresión no presencial, el ciberacosador no tiene contacto con la víctima, «no ve sus ojos, su dolor, con lo cual difícilmente podrá llegar a sentir empatía o tener compasión. Obtiene satisfacción en la elaboración del acto violento y al imaginar el daño ocasionado en el otro, ya que no puede vivirlo in situ», aclara la terapeuta Sara Solano. «El acosado –añade Piñuel– puede tener secuelas de por vida si no es tratado a tiempo». Maltratar es sencillo Para según qué tipo de acoso, no hay por qué tener ninguna pericia técnica. «Hoy día cualquiera sabe crear una cuenta de correo. Basta con que sepa tu número de teléfono para que pueda poner un anuncio en una red de contactos y saturarte el teléfono ofreciendo sexo gratis en tu nombre. A menudo tiene que ver más con una cuestión de ingenio. Otra cosa muy distinta sería querer robar datos de tu ordenador o móvil para luego publicar información privada o fotografías tuyas en cualquier página web. En ese caso sí que se necesita algo más. Por lo general un ciberacosador no tiene por qué tener ningún conocimiento técnico avanzado», explica Juan Carlos Jiménez, Ingeniero Informático y Experto en Tecnologías de la Información. «El final de mi mundo conocido». Así denomina la propia P. el momento en que le interpone una segunda denuncia –en febrero de este año– por coacción, amenazas, suplantación de identidad y daños morales. Tras rellenar un extenso formulario en comisaría, pidió abogado de oficio, ayuda psicológica y una orden de alejamiento. Nunca tuvo noticia de ninguna de las tres cosas. Pasados los meses, y al ver que no se la llamaba para juicio, intenta informarse «y me dicen que si no voy con un abogado y un procurador no pueden informarme sobre el proceso». Y añade: «Contraté ambas figuras legales y nos enteramos de que en lugar de como “parte” acudiré al juicio el mes próximo, sólo como víctima y testigo». Es decir, no está personada en la causa «porque no es parte, por lo que tampoco puede tener acceso a las copias del escrito de acusación ni saber el dossier de investigación que ha recabado la Policía», resume su abogado, quien prefiere mantenerse en el anonimato, por preservar la identidad de su defendida. «Pero el Ministerio Fiscal se está portando de maravilla porque ha pasado de ser considerada una posible falta a un posible delito». Desde el momento en que J. –operario en paro que vive con sus padres– ha recibido la citación judicial se ha ocupado de redoblar esfuerzos «torturadores» por todos los medios tecnológicos conocidos. «¿Acaso quiere su momento de gloria?… ¿Te torturo porque eres mía?», resume P. Un delito habitual Aunque no hay datos, el fenómeno empieza a reproducirse de forma exponencial: uno de cada tres jóvenes ha sufrido ciberacoso, y el 19 por ciento de nuestros adolescentes confiesa haber acosado a otro a través de la red (según un estudio realizado por Microsoft en 25 países, y en el que participaron casi ocho mil jóvenes). Antonio Chacón Medina, autor de «Una nueva cara de Internet: el acoso», asegura que «el perfil genérico es el de una persona fría, con poco o ningún respeto por los demás. Un acosador es un depredador que puede esperar pacientemente conectado a la red, participar en chats o en foros hasta que entabla contacto con alguien, generalmente mujeres o niños; disfruta persiguiendo a una persona determinada, ya tenga relación directa con ella o sea una completa desconocida. El acosador disfruta y muestra su poder persiguiendo y dañándola psicológicamente». Rasgos propios de un trastorno narcisista de la personalidad y de un psicópata, según la suma de diversos autores. Hablamos de «un depredador moral» que plantea su relación con los demás como un juego mortal. Una partida de ajedrez en la que él mueve todas las piezas pero teniendo maniatado a su adversario. «Acostumbran a acosar en serie, pero no en paralelo, lo que quiere decir que, por sus biografías, producirán esta conducta de forma permanente.. Primero una, luego otra, y otra –explica Iñaki Piñuel–, mientras, la víctima se siente indefensa o, en algunos casos, culpable, pero siempre sufre un aislamiento psíquico. No tienen por qué ser personas débiles psicológicamente, muy al contrario, puede ser que se enfrenten directamente a su acosador. Pero ellos siempre intentarán manipular el entorno para ponerlo de su parte». Mientras el entorno tiende a trivializar la situación –«olvídalo», «no hagas caso»–, el individuo ejerce en un permanente «gutta cavat lapidem» su violencia sin huella. El fin no es destruir a su presa de forma rápida, sino someterla lentamente hasta dejarla paralizada y disfrutar del interín. Es como un «crimen perfecto», porque la mayor parte de los casos no es el agresor quien mata, sino el agredido quien se quita la vida. El suicidio es el mayor triunfo del acosador moral, lo sepa o no. «Pero conmigo no va a poder –sentencia P. con seguridad– ni me hará caer en la tentación de cometer un paso en falso como intentar comunicarme con él o infringirle yo algún tipo de daño o insulto». La obsesión de J. y el imperativo de notoriedad frente a ella –y el mundo– obedecen a una patología social nueva. Pero, como resume la víctima a modo de despedida: «Colorín, colorado, confío en que cuando le impongan una orden de alejamiento y le caiga la condena que merece, diré que este cuento se ha acabado. Para poder por fin descansar de una vez». El ciberacoso no está tipificado en el Código penal El uso de las tecnologías con el propósito de dañar a alguien de manera reiterada y deliberada tiene sus consecuencias legales. «El ciberacoso es un fenómeno moderno y, como tal, no está tipificado en el Código Penal. Aun así, la mayor parte de los delitos cometidos a través de las tecnologías de la información sí lo están. Por ejemplo, el artículo 143 del Código Penal castiga con pena de prisión de cuatro a ocho años al que induzca al suicidio de otro. No importa el mecanismo utilizado, o si se induce a éste en persona, verbalmente, por chat, por sms. La agresión física representa sólo una pequeña parte del total de estas conductas. La justicia es siempre lenta y la creación de leyes y reglamentos aún más. No hay un tremendo vacío pero las cosas están muy lejos de ser perfectas», explica Juan Carlos Jiménez, Ingeniero Informático y Experto en Tecnologías de la Información. «Lo que es casi seguro–explica Luis García Pascual, inspector jefe de brigada de investigación tecnológica– es que el ciberacosador puede pasar de la potencia al acto, es decir, de la agresión virtual, a la real». «Sus muertes fueron como si fueran mías» «Cuando se suicidó la chica de 15 años Amanda Todd, como esta semana al conocer la del joven holandés, lloré sus muertes como si llorara la mía propia», explica P. Recordemos que esta semana hemos sabido que Tim Ribberink se ha quitado la vida por sentirse presa de un acoso reiterado en la red, y que en otoño, se practicó la autolisis a Amanda Todd, una adolescente canadiense que previamente había difundido un vídeo-denuncia con los siguientes mensajes: «Mi historia: lucha, bullying, soledad, suicidio, autolesiones» no sin haber revelado que tres años antes, un acosador anónimo la había instado a desnudarse y mostrarse por la webcam, creyendo que hablaba con un amigo de su edad.